miércoles, 25 de abril de 2012

RECETAS VEGETARIANAS/ VEGANAS CON AVENA


La mayor parte de las avenas cultivadas por sus granos pertenecen a dos especies botánicas:
- la avena byzantina (avena roja)
- la avena sativa (avena común)

La Avena Sativa es una planta herbácea anual, perteneciente a la familia de las gramíneas. Posee raíces más abundantes y profundas que las de los demás cereales.

Según algunos autores, la avena se ha cultivado en la región mediterránea europea desde la Edad del Hierro y la Edad del Bronce. La mencionan autores como catón, Ovidio, Cicerón...
Desde siempre ha sido un cereal importante entre los escoceses, cuya dieta habitual consistía en un puré espeso llamado "porridge".

Propiedades de la avena:

Es el creal más nutritivo pues contiene bastantes proteínas y grasas. Es rica en fibra, vitamina B, hierro, fósforo y potasio. Contiene gluten por lo que no es apta para celiacos o intolerantes.

La avena estimula el funcionamiento de la glándula tiroidea y mejora la resistencia al frío; es un cereal muy adecuado para el invierno pues sus grasas son fácilmente asimilables y su valor calorífico alto.

La avena tiene también la habilidad de absorber sal y por ello puede ser benéfica para personas con un exceso de acumulación de sodio en su cuerpo, para gente débil que tiene dificultad en ganar peso y para quienes padecen de estrés. También se indica en casos de esterilidad, de impotencia y uremia debido al alto gbrado de energía que proporciona.


Steve Gagné, en su libro "The energetics of food" cuenta la siguiente historia:
"Un amigo que tiene caballos me dijo que sus hijos ya no querían montarles porque eran impacientes y muy inquietos (los caballos, no los niños). Me preguntó si habría algo en término de alimentos que pudiera calmarlos. No le supe responder pues en ese momento no entendía nada de caballos. Cuatro meses después volví a verle con sus hijos montando los caballos. le pregunté qué había hecho y me contestó que había cambiado la alimentación de los animales. En lugar de maíz, les daba avena. La primera vez que vi a los caballos -cuando comían maíz- noté sus cuerpos delgados pero vitales. Eran hermosos. La segunda vez que les vi, parecían animales diferentes, aún más bellos, pero con definición muscular, y mucho más robustos que antes."

RECETAS:

Porridge de avena con frutos rojos y nueces


Cocina una taza de copos de avena en dos tazas de leche de avena con una pizquita de sal marina durante 15mn. Añade frutos del bosque frescos y nueces peladas.
Es un desayuno rico y energético que se prepara en un "plis-plás".

Galletas de avena



Ingredientes:
1 taza de copos de avena finos
1 taza de leche de avena
1/2 taza de pasas de corinto
1/2 taza de semillas de sésamo tostadas
la ralladura de 1 limón
canela en polvo al gusto
2 cucharadas soperas de aceite de sésamo
sal marina

Preparación:

- Enciende el horno a 200º.
- Mezcla en una ensaladera todos los ingredientes y deja reposar hasta que los copos se hayan bebido la leche de avena y quede una masa suficientemente compacta para formar galletones.
- Pon papel de hornear sobre la bandeja del horno, dale forma de "cookie" grande a la masa con las manos húmedas y hornea a 175º hasta que estén doradas por fuera. Por dentro han de quedar tiernas y esponjosas.

Torta de avena con semillas de amapola

Ingredientes:

2 tazas de copos de avena finos
1/4 de taza de algas arame remojadas 7mn
1 puerro
1 zanahoria
10 olivas negras
50gr de almendras tostadas y picadas
aceite de oliva virgen extra de primera presión en frío
sal marina
semillas de amapola

Preparación:

Saltea el puerro cortado a rodajas finas y la zanahoria cortada a cuadraditos con el alga arame en un poco de aceite de oliva, hasta que queden tiernos. Mézclalos con los copos de avena, la almendra y las olivas cortadas a rodajitas, añadiendo agua hasta que quede una masa jugosa (no demasiado compacta).
Unta una fuente para hornear con aceite de oliva y expande la masa.
Espolvorea con semillas de amapola y hornea a 175º unos 20mn o hasta que quede hecho.

En la foto, serví la torta con paté de tofu y rúcula fresca.


Croquetas de garbanzos y avena


Las croquetas de garbanzos se suelen hacer con patata, mezcla que me parece un poco pesada, calorías vacías de la patata, aparte. Los copos de avena finos, son una buena opción para ligar masas de croqueta siendo más ligeros y salubables. 

Ingredientes:

250gr de garbanzos cocidos
100gr de avena
150gr de perejil fresco
3 dientes de ajo
un poco de comino en polvo
sal marina
pan rallado para rebozar
aceite de oliva virgen para freir

Elaboración:
1- Poner a remojo los garbanzos durante 8h con un trocito de alga kombu.
- Tirar el agua de remojo y cocinarlos a presión (con agua nueva y el alga kombu) durante 2h.

2- Triturar los garbanzos cocidos con el perejil, ajo y aderezar con sal y comino al gusto (foto 2). De esta masa tal cual, se pueden hacer croquetas más ligeras y calentarlas al vapor (foto 3).

3- Para freir las croquetas, hay que compactar la masa añadiendo copos de avena finos (foto 4) y mezclándolos bien a los garbanzos. Entonces solo queda formar las croquetas y rebozarlas en un poco de pan rallado par freirlas en abundante aceite.
Nota: acompañar las croquetas con pickles de col (chucrut) o rabanito fresco rallado y ensalada verde cruda o escaldada.
Albóndigas de avena con salsa de castañas a la naranja


Ingredientes para las albóndigas:

- 3 tazas de copos de avena finos
- 1 taza y media de agua
- media taza de pipas de girasol sin tostar
- 2 cucharadas de café de mugi miso
- una pizca de comino en polvo
- aceite de sésamo

1. mezclar los ingredientes de la masa para las albóndigas salvo el ceite en una ensaladera con 1 taza y media de agua tibia y un poco de comino en polvo.

2. cubrir la ensaldera con una película plástica y colocarla sobre un lugar tibio (aquí arriba, sobre el radiador).
3. dejar que el preparado fermente durante 2 o 3 días, hasta que quede ligeramente ácido.
4. untar una bandeja para horno con un poco de aceite de sésamo, formar las albóndigas y cocinarlas durante 30mn.

Salsa de castañas a la naranja:

Ingredientes:
- un vaso de castañas pilongas remojadas durante 12h
- mermelada de naranja amarga sin azúcar 100% fruta
- un poquito de nata de soja (opcional)
1. cocinar las catañas con una pizca de sal hasta que queden blanditas
2. dejarlas enfriar y triturarlas con 1 cucharada sopera de mermelada de naranja
3. añadir un poco de nata de soja para darle una textura cremosa, similar a la del queso fresco
- Esta crema es deliciosa también simplemente como postre. ¡Y muy energética!
Nota: al plato final le anadí un poco de jalea de membrillo sin azúcar.


Licencia Creative Commons
RECETAS CON AVENA por Agnès Emmanuelle Pérez se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en agnesmacrobiotica.blogspot.com.es.



domingo, 15 de abril de 2012

ALIMENTOS DE CONSUMO HABITUAL EN LA DIETA MACROBIÓTICA

Mijo, hiziki, azuki, col de paperina, rabanitos,
zanahorias, cebollas, manzana...

Es muy común para mi escuchar la reflexión. "si no como lácteos, carne, huevos, pan..." ¿Qué como?

En mi opinión existe mucha confusión sobre la alimentación macrobiótica y aún se la considera restrictiva, quizás por el escaso conocimiento de su evolución  desde la noche de los tiempos en que el Sr, Oshawa recomendaba seguir la dieta nª7 (comer solo arroz integral con gomasio durante un periodo determinado de tiempo) para cualquier dolencia o problema. Hoy en día la nº7 se sigue aplicando en caso de necesidad y además se han hecho muchas investigaciones sobre el uso terapéutico de alimentos y de sus diferentes combinaciones en función de los reajustes energéticos y físicos que se quieran crear en el organismo. La experiencia de numerosas personas que hemos seguido esta alimentación durante años ha adaptado su enfoque original que proviene del Japón a las circunstancias sociales actuales, al uso de alimentos autóctonos, al clima de cada país en que se practica, a la actividad física o intelectual que desempeña la persona, a su edad, sexo... y sobretodo a la condición y constitución de las personas, saliendo así de un punto de vista más rígido y dando paso a un tipo de alimentación completa y equilibrada, más o menos abierta en función de lo que necesita cada cual y que aporta todos los nutrientes que el organismo humano requiere para desempeñar sus funciones.

¿Para qué nos sirven los alimentos?

Los alimentos cumplen tres fines básicos:
 Aportan la energía necesaria para el mantenimiento del correcto funcionamiento de las estructuras corporales.
 Proporcionan la materia necesaria para el mantenimiento de dichas estructuras.
 Suministran las sustancias necesarias para regular el metabolismo.

¿Cómo se clasifican los alimentos? ¿Qué nutrientes necesitamos para funcionar de manera óptima?

1- Alimentos energéticos, cuyas sustancias nutritivas predominantes son:

• Hidratos de carbono.

• Lípidos.

2- Alimentos plásticos o formadores, cuyas sustancias nutritivas predominantes son:

• Proteínas

• Calcio

3- Reguladores, cuyas sustancias nutritivas predominantes son:

• Minerales

• Vitaminas

• Aminoácidos (además de su función plástica pues son componentes esenciales de las proteínas)



¿Dónde encontramos estos nutrientes en la alimentación macrobiótica?

A)- cereales integrales: se consumen en cada comida incluyendo el desayuno, regularmente en forma de grano entero, integral ( arroz, cebada, mijo, trigo, avena, centeno, maíz, quinoa, trigo sarraceno ) y ocasionalmente como derivados del trigo, (pastas integrales, cus-cus, bulgur, pan ...), del maíz (polenta, copos...), de la avena (copos), del trigo sarraceno, quinoa... (pastas).

Constituyen el aporte más importante de glúcidos pues son hidratos de carbono complejos que nuestro organismo asimila lentamente.

Lasaña bio de seitán con setas y bechamel de avena


B)- legumbres y algas: las legumbres ( lentejas, garbanzos, judías, soja...) y sus derivados ( tofu, tempeh, seitán...) son el aporte de proteína, en este caso vegetal, para nuestro organismo. Si las legumbres se cocinan junto con algún cereal ( arroz y lentejas ) nos aportarán todos los aminoácidos que nuestro organismo necesita y si se les añade un trocito de alga kombu las hará más digestivas.

Las algas contienen numerosos minerales esenciales ( hierro, calcio, fósforo...) y suelen tomarse en pequeñas cantidades cocinadas con verduras, escaldadas en ensalada o tostadas a modo de condimento, dependiendo del tipo de alga.

C)- verduras: para un mayor equilibrio se combinarán a diario raíces, verduras redondas, brotes y hojas en distintos tipos de cocción y utilizando diferente tipos de corte, pues cada uno de ellos aporta una energía propia a nuestro organismo. Son una importante fuente de vitaminas. Cada plato deberá constar al menos de un acompañamiento de verduras aunque lo ideal son dos o tres diferentes ( uno de raíces, uno de verduras verdes al vapor y otro a elegir: crudo, escaldado, salteado, estofado, prensado, macerado...).
D)- sopas o cremas: de verduras con algas, de cereales, con miso o shoyu, ideales para calentar el cuerpo en invierno o deliciosas cremas frías en verano para reponer líquidos. Se puede tomar un bol o dos al día.

E)- aderezos, condimentos, bebidas y semillas: para acompañar cereales o verduras y darle un toque más sabroso y creativo a nuestros platos.

Aderezos: salsa de shoyu, miso, sal marina, vinagre de arroz o de umeboshi, jengibre, limón, ajo...

Condimentos: gomasio, sésamo con polvo de algas, copos de alga nori, ciruelas umeboshi...

Caldo de nabo-zanahoria con nori, quinoa con puerro,
guisantes y zanahoria, azukis asustadas,
patés, calabaza y col al vapor.


Bebidas: en general al seguir una alimentación mayormente vegetal no se suele tener sed, así tomaremos la cantidad de líquido suficiente pera satisfacer nuestras necesidades personales que variarán según la actividad física que realicemos, la humedad de ambiente. Mejor que no sean excitantes ni demasiado aromáticas.

Semillas: de sésamo, calabaza, girasol...mejor tostadas pues se digieren más fácilmente.

Tortilla de polenta, seitán encebollado

F)- productos animales (carne/pescado/huevos): se recomienda principalmente el pescado y otros productos de mar, aunque esto dependerá de las características fisiológicas de cada uno/a. (consultar a un/a especialista cada caso particular).

G)- frutas y frutos secos: la cantidad de fruta adecuada depende de nuestra constitución y condición.

H)- productos lácteos: he aquí un alimento que crea contradicciones entre las diferentes corrientes alimenticias. Según la experiencia de muchas macrobióticas los lácteos de animales no han sido en absoluto aconsejables para nadie pues el alimento lácteo original es el que nos suministran nuestras madres solo durante la infancia, la leche humana, que contiene exactamente todos los nutrientes necesarios para alimentarnos en condiciones, por lo tanto, no tiene ningún sentido alimentarnos con la leche que proviene de un animal con una constitución biológica totalmente diferente de la nuestra y cuyos nutrientes no se asemejan en absoluto a los de la leche materna. Además, nuestros órganos no están diseñados para digerir semejante alimento: a la edad de 4 años dejamos de generar lactasa, enzima digestiva de la lactosa, los lácteos se acumulan formando moco en pulmones (bronquitis), intestinos y ovarios (quistes). Actualmente la gran pirámide de la vida recientemente revisada por M. Kushi incluye opcionalmente pequeñas cantidades de lácteos.


Makis de arroz integral con umeboshi, tofu y verduras

LA MACROBIÓTICA SE BASA EN UN EQUILIBRIO GENERAL EN LA ALIMENTACIÓN QUE HACE HINCAPÍÉ EN LA VARIEDAD DE ALIMENTOS Y SABORES, EN LOS ALIMENTO LOCALES Y ECOLÓGICOS Y EN EL APORTE DE TODOS LOS NUTRIENTES QUE LOS SERES HUMANOS NECESITAMOS PARA FUNCIONAR DE MANERA ÓPTIMA. 


miércoles, 11 de abril de 2012

EL YIN Y EL YANG EN LA ALIMENTACIÓN


Los términos Yin y Yang han sido usados durante siglos en Tíbet, China, Corea, Japón y Taiwán para describir dos fuerzas opuestas, y sin embargo complementarias, que están presentes en todos los fenómenos naturales. Desde el punto de vista científico occidental, se puede considerar que el Yin y el Yang son polaridades más y menos, norte y sur, masculino y femenino, noche y día, caliente y frío, lento y rápido, etc.

El principio Yin/Yang es aplicable tanto a los alimentos que tomas como a tu propio estado condición. Así, puedes aprender a determinar si tu estado actual es más Yin (Cansado, retirado, lento) o más Yang (agresivo, impaciente, obstinado) y equilibrarlo comiendo alimentos que representen la polaridad opuesta. Examinemos algunos de los principios.

Los alimentos que tienen una naturaleza refrescante o relajante, como las bebidas alcohólicas, el azúcar, los helados y las frutas son considerados más Yin. Debido a su naturaleza Yin, estos alimentos ayudaran a equilibrar a una persona que sea predominantemente Yang: Temperamental o agresiva. Asimismo, estos alimentos Yin ayudarán a combatir o contrarrestar un entorno excesivamente Yang (caliente, seco o activo). Esta es la razón fundamental por la que cuando vives en los trópicos o vas de vacaciones a lugares donde hace mucho calor, tiendes automáticamente a tomar alimentos mas relajantes o Yin. Por el contrario, si estás haciendo un trabajo físico o manual duro en pleno invierno (Yin), mientras está helado (Yin), entonces vas a necesitar fuego, calor y las cualidades Yang que te aportarán alimentos más cálidos y sabrosos.

Emociones YIN y Yang:

Para determinar cómo te sientes actualmente, observa estas columnas de las emociones Yin y Yang. Si te identificas más con una de las columnas que con la otra, eso indica que te estás sintiendo más Yin o más Yang.
Yin
Nervioso
Preocupado
Introvertido
Emocional
Falto de concentración
Indeciso
Falto de memoria

Yang
Inflexible
Exigente
Poco razonable
Impaciente
Agresivo
Irritable
Impulsivo


Alimentos Yin y Yang

El paso siguiente consiste en determinar qué tipo de alimentos necesitas comer de forma general para equilibrar tu estado actual. Podemos reconocer los alimentos Yin y Yang por sus características y los efectos que tienen. (Véase más abajo).
Si tú situación actual es más Yin, entonces necesitas introducir en tu dieta cualidades de la categoría opuesta (más Yang).

Evidentemente, la naturaleza Yin Yang de un alimento puede cambiarse dependiendo de como se prepare y se cocine .

Algunos alimentos no son Yin ni Yang, y se describen como “equilibrados”. A continuación, damos ejemplos de los alimentos típicos de cada categoría:


CARACTERÍSTICAS DE LOS ALIMENTOS YIN

Mayor contenido de Potasio
Climas cálidos
Crecen más deprisa
Se hacen más grandes
Se hacen más altos
Son más suaves
Acuosos
Crecen hacia arriba sobre suelo
Crecen horizontalmente bajo tierra
Tienen las hojas más grandes

CARACTERISTICAS DE LOS ALIMENTOS YANG

Mayor contenido de Sodio
Climas fríos o frescos
Crecen más despacio
Son más pequeños
Son más bajos
Son más duros
Son más secos
Crecen horizontalmente sobre suelo
Crecen verticalmente bajo tierra
Tienen las hojas más pequeñas

ALIMENTOS YIN

Alcohol
Azúcar
Café
Fruta Tropical
Helados
Leche


ALIMENTOS YANG

Sal
Huevos
Miso
Salsa de soja
Carne Roja
Carne de caza
Aves de corral
Pescado

ALIMENTOS EQUILIBRADOS

 Cereales
Verduras
Frutos secos
Semillas
Legumbres
Verduras de mar (Algas)


Las características del alimento determinan el efecto que tendrá en nosotros:


CARACTERISTICAS Y EFECTO DE LOS ALIMENTOS YIN

Más frescos
Más suaves
Más calmados
Más lentos
Más relajados

CARACTERISTICAS Y EFECTO DE LOS ALIMENTOS YANG

Más cálidos
Más duros
Más rápidos
Menos somnolientos
Más impacientes
Irritables


YIN Y YANG AL COCINAR

En todo el mundo, la cocina se basa fundamentalmente en cuatro factores, que son:
 Fuego: El uso y calidad de la llama
 Tiempo: El tiempo de cocción de los alimentos
 Presión: Si usamos o no usamos la tapadera, un horno e incluso una olla a presión.
 Sal: Cuanta sal usamos, si es que la usamos, en el proceso de cocción.

Combinación de Factores: La combinación de estos cuatro factores es lo que acaba transmutando los ingredientes crudos en comida. En esencia, cuanto más uses cualquiera de estos factores, más Yang será el alimento. Y cuanto menos emplees estos factores (fuego, tiempo, presión y sal), más Yin será la comida.

Fuego: En este contexto, la palabra fuego>> se refiere a la llama. Cuanto más alta sea la llama (más intenso el fuego), más Yang se vuelve el alimento. Y cuanto más baja sea la llama, más suave será el estilo de cocinar y más Yin el resultado. Los platos más dulces y melosos se cocinan con una llama más baja, y los alimentos que no requieran ningún tipo de llama—es decir, los alimentos crudos—son los más Yin de todo. Los platos que requieren mucho fuego o llama, como la tempura (fritura japonesa), se consideran más Yang.

Tiempo: Si un plato no requiere nada de tiempo para prepararlo, como en el caso de los alimentos crudos, el resultado es más Yin, mientras que un plato que requiera tres/cuatro horas de cocción será inevitablemente más Yang. En la práctica, la cocina rápida es más Yin mientras que los estilos que requieren más tiempo (como el asado, el horneado o los cocidos) se consideran más Yang.

Olla a Presión: Actualmente la presión se consigue, evidentemente, mediante una olla a presión. Aunque éste es un buen método de cocción para el arroz integral y para las legumbres en sus diversas presentaciones, no se recomienda para ingredientes más ligeros y suaves (más Yin), como las verduras. Antiguamente, la única diferencia posible de presión estaba entre cocinar en una olla de hierro con una tapa bien ajustada o cocinar al horno.

Sal : Los platos muy salados son naturalmente mucho más Yang que los que tienen poca o nada de sal.
Cuando mejor puede verse el funcionamiento de los principios Yin/Yang es cuando empiezan a combinarse los cuatro factores. Por ejemplo, un plato extremadamente Yang sería el cocinado con una llama alta, durante mucho tiempo, bajo una presión extrema y con mucha sal. En el otro extremo, un plato crudo que no necesitará llama, preparado rápidamente y sin presión ni sal sería el preparado extremadamente Yin. Entre estos dos extremos caben una gran variedad de estilos de cocción que, en su conjunto, constituyen el arte de la cocina macrobiótica.

Un ejemplo: Un ejemplo de cómo aplicar estos principios puede verse en la preparación de un plato de salmón. Como el ingrediente, pescado ( y especialmente el salmón), es relativamente Yang, si lo preparas con una llama alta (fuego fuerte), durante mucho tiempo, bajo presión y con mucha sal, podría ser totalmente inapropiado para una persona que ya de por si sea muy Yang. Para equilibrar la cualidad Yang del salmón sería mejor usar una llama más baja (menos fuego) , prepararlo con relativa rapidez (15 minutos) y sin presión: lo ideal sería hacerlo al vapor o escalfado. Por último, sazónalo con ligereza usando únicamente sal o salsa de soja.

Este ejemplo nos permite ver que el salmón ahumado sería extremadamente Yang, a diferencias del salmón crudo (usado en el sashimi) que sería el extremo Yin.

Instintivamente sabemos que el salmón ahumado es muy Yang; por eso, a menudo, va acompañado de cantidades generosas de zumo de limón y se sirve cortado en rodajas muy finas extendidas sobre el pan para evitar comer demasiada cantidad. Además, también suele ir acompañado de una forma de alcohol muy Yin, cava o champaña.

Para que puedas usarla como referencias rápida, a continuación te facilite una lista de las distintas formas o estilos de cocinar, empezando por el más Yin y acabando con el más Yang:


Yin
Servir Crudo
Blanquear
Cocer
Vaporizar
Escabeche rápido
Saltear con agua (en lugar de aceite)
Saltear con aceite
Escabeche
Sofreír
Cocer a presión
Hornear
Freír
Yang

Según la sabiduría tradicional, el Yin representa la energía lenta, los materiales más fríos, húmedos y suaves; mientras que el Yang representa la energía más rápida y los materiales más cálidos, secos, pequeños y duros. No es necesario dejarse impresionar excesivamente por estos términos. De hecho, todos hemos estado usando subconscientemente los principios Yin/Yang a lo largo de nuestra vida. Sabemos que cuando hemos estado trabajando muy duro, necesitamos tomarnos un descanso; sabemos que cuando la comida es muy sabrosa, hemos de tomar más liquido; sabemos que cuando nos quedamos fríos, necesitamos calor, y también sabemos que cuando estamos bajo presión, necesitamos nuestro espacio personal. Éstos son algunos ejemplos básicos de cómo aplicamos el Yin y el Yang.
 
 
Fuente: Jon Sandifer: "EL MUNDO DEL YIN Y DEL YANG"  (Guía de la Macrobiótica para principiantes. Capítulo 2)
Publicado en: http://macrobiotica.ning.com/profiles/blogs/el-mundo-del-yin-y-del-yang




jueves, 5 de abril de 2012

LIMPIEZA E HIGIENE ECOLÓGICA






Generalidades sobre limpieza e higiene



La palabra higiene ha cambiado de significado, hoy en día se refiere a limpieza aséptica, pero antes representaba el arte de vivir.
Sobre la limpieza, lo mejor es tener claro que lo óptimo es buscar el equilibrio: ni demasiada ni demasiado poca. Medidas como la potabilización de aguas o la recogida de basuras y excrementos han mejorado la salud pública, sin embargo, el nivel de higiene habitual en la actualidad no se justifica por causas de salud. Responde a motivos culturales y parece que, además de dañar el medio ambiente, está haciendo aumentar los casos de alergias y enfermedades autoinmunes.
Además, estética e higiene se confunden a menudo. Y la presión social pesa y “nos obliga” a consumir.
Reduciendo el consumo...

 ¿Cuánto lavar? Adecua cuánto te lavas y lavas la ropa, el coche, la casa... a
tus verdaderas necesidades –lo que incluye aceptar que a veces toca lavarte o lavar cosas por “compromiso social”–. Ganarás tiempo libre, dinero y salud.
• Agua caliente. Lava mejor, pero muchas veces la usamos sin necesidad, porque es más cómodo que frotar o porque es más agradable. El agua muy caliente “desgasta” más la piel, la ropa... mientras que fría estimula la circulación sanguínea.
• Productos de limpieza y cosmética. Todos, incluidos los ecológicos –aunque en menor medida–, consumen recursos (fabricación, transporte, envasado...), contaminan las aguas, y pueden despertar alergias por su uso prolongado.
El agua sola y el frotar (la esponja, el estropajo, la fregona, el rozamiento del bombo de la lavadora)... también arrastran la suciedad.

Reduciendo el número de frascos

La industria nos vende un producto para limpiar los los cristales, otro para el suelo, otro para el pelo...
No necesitamos los productos más abrasivos (lejías, etc.) pues jabón, sal, agua hirviendo,... también desinfectan.
Con vinagre y jabón se pueden atender cómoda y eficazmente casi todas las necesidades de limpieza.
• Vinagre (o limón). Se lleva la materia orgánica y disuelve películas de jabón. Es desodorante, refresca el aire y no deja olor a vinagre.
• Jabón. Para desinfectar o quitar manchas de grasa. Mejor usar de trozo. Si usas líquido, cualquiera –lavavajillas, por ejemplo– vale para todo. Elige el más concentrado.
• Bicarbonato (o carbonato) sódico. Cumple la misma función abrasiva que la lejía, con la ventaja de que es más concentrado y barato con lo que ahorramos transporte, envases y dinero. Comprado en droguerías en bolsas de kilo sale más barato. En su sustitución se puede usar sal.
Gana efectividad con la ayuda de líquido muy caliente (agua o vinagre).


Eligiendo proveedores

• La industria química fomenta el consumismo creando falsas necesidades de limpieza excesiva, mucha espuma y olores artificiales. Experimenta con animales, y sus productos –que nos vende como “naturales y sanos”– se basan en sustancias sintéticas (muchas derivadas del petróleo) cuyo uso frecuente puede despertar alergias... En supermercados, perfumerías y farmacias casi todos los
productos son sintéticos. Al menos, intenta evitar los ingredientes más problemáticos y opta por productos sencillos sin demasiados aditivos como por ejemplo el jabón tradicional (el típico Lagarto...).
• La cosmética e higiene natural y/o artesanal, en general, contiene más ingredientes naturales (grasas vegetales extractos de plantas...) y menos ingredientes y aditivos sintéticos. Podemos encontrarlos en tiendas ecológicas, herboristerías, ferias o hacerlos nosotr@s mism@s...




Pero también aquí debemos andar con cuidado: algunos fabricantes de productos naturales usan productos sintéticos innecesarios (conservantes, colorantes) o incluso de dudosa salubridad. Otros fomentan el consumismo con (recomendaciones de uso frecuente, lavado diario del cabello)... Lee la letra pequeña y aprende a identificar los diferentes ingredientes.

El sello “producto recomendado” de Vida Sana
(vida sana.org) garantiza que sólo se han usado productos de origen natural. En el Estado español, hay poca cosmética con ingredientes de cultivo ecológico y no hay sellos certificadores.


Hay sellos que certifican los cosméticos ecológicos en diferentes países europeos. Más info en
ecocert.com, soilassociation. org , kontrollierte-naturkosmetik.de, icea.info


• Info sobre certificaciones tomada de:
holistika.es/autores/montse_escutia.asp


Sobre el jabón



Ayuda a limpiar porque ablanda el agua (es tensioactivo), lo que le permite penetrar mejor en la superficie a limpiar. Y porque hace que grasas y suciedad se disuelvan en el agua, siendo arrastradas por ésta. Un jabón con Ph más neutro lava menos y agrede menos a piel, ojos...
Un jabón cuyo Ph es más básico es más fuerte limpiando. La espuma no es necesaria más allá del placer o el efecto psicológico que hace que parezca que a más espuma, mejor limpieza. Los jabones caseros, tradicionales y ecológicos suelen hacer menos espuma. Conseguir mucha requiere ingredientes lejanos –aceite de coco–, superfluos –glicerina–, o sintéticos.
El jabón “natural” es el resultado de la reacción química que une una grasa (animal o vegetal), agua y un poquito de un elemento cáustico (sosa o potasa –lejía–). Complementos como hierbas, aceites o esencias pueden aportar buen olor y/o algunas propiedades.
También hay detergentes fabricados a base de glucosa alternativa saludable a las materias primas sintéticas.
Y, además, en la naturaleza encontramos “plantas mágicas” como la saponaria –crece al lado de los ríos– y otras que tienen propiedades jabonosas.



Hoy en día la industria fabrica jabón usando grasas tropicales (palma, coco) por ser las más baratas. Y en la mayoría de los casos ni eso, pues la mayoría de jabones a la venta tienen algo o nada de jabón “natural” y muchos ingredientes sintéticos –generalmente derivados del petróleo–.
El jabón “de Marsella”, elaborado a partir de aceite de oliva es un ejemplo a seguir.
Concentrémonos, a toda pastilla: jabones líquidos, geles y champús triunfan por ser cómodos y agradables. Aunque sean ecológicos, implican siempre más consumo porque envasamos y transportamos un poco de jabón disuelto en mucha agua. Reduce su uso optando siempre que sea posible por las pastillas.

Crema y jabón hechos por mi (¡por Agnès!)


La fábrica en casa



• Jabón casero: no es difícil hacer jabón de trozo en casa, hasta hace no mucho era lo más normal. Es probable que tu madre o abuela sepan cómo hacerlo. También puedes utilizar recetas de libros o internet.

• Recuperando residuos: podemos usar como materia prima grasas animales que no vayamos a comer (se licúan al baño maría) o aceite de freír usado (fíltralo con una tela o colador fino). Si en casa no tienes puedes pedir en un bar, carnicería... que te regalen si lo van a tirar.

• Para las más animadas: no es difícil hacer jabón para lavadora, geles y champús, cremas... y hasta lejía (macera en agua cenizas de madera durante 24 horas, cuélala y ya la tienes).



Utensilios de limpieza



• Los “de mango”. Mango de madera –mejor sin barnices– escobas y cepillos de cerdas naturales y fregonas de algodón.
• Los “de mano”. Como trapos y bayetas puedes usar restos de ropa vieja. Si compras, que sean 100% algodón.



Hay estropajos o esponjas de origen vegetal como los tradicionales de esparto (en algunas droguerías y bazares) o el interior de calabazas desecado –que puedes plantar tú misma, puedo pasarte semillas–Escurre y airea bien para evitar malos olores y que duren más. Si cogen olor, antes que tirarlos, prueba a remojarlos con jabón, vinagre o limón.
Evita los utensilios de usar y tirar (papel de cocina, etc.) y los aparatos eléctricos. Hay aspiradoras mecánicas (sin electricidad). En cualquier caso, vacía las bolsas con regularidad, y reutilízalas si se puede.


Belleza e higiene personal:


Teñidos y desteñidos, permanentes, alisados, lacas, secadores... agreden al pelo
Muchos desodorantes son poco saludables y la mayoría de los convencionales usan como antitranspirante aluminio (relacionado con problemas como cáncer de mama).
Todos los productos elaborados con ingredientes sintéticos son contaminantes, pero destacan los que contienen SLS (

sodium lauryl sulphate) y los champés anticaspa con sulfuro de selenio.


Que no te timen: el 90% de los contenidos es similar en todos los productos convencionales. Avena, proteínas, vitaminas, minerales... son saludables para la piel y el pelo, pero en nuestra dieta habitual, en champús y geles

no tienen efectos significativos. Además su contenido es mínimo entre un montón de componentes sintéticos. Los que se venden en farmacia –salvo los que se venden con receta para patologías determinadas– no tienen ninguna particularidad aparte de su precio.



Cosmética casera



Enjuagarse el pelo con una infusión de perejil y limón da brillo y fuerza a las puntas abiertas. El aceite de oliva puede usarse para hidratar pelo o piel secas –si lo preparas como mayonesa tendrás una excelente mascarilla–; para darle aroma puedes macerar en él hierbas. También se puede hacer crema de manos y pies con cera virgen, aceite de oliva y aceites esenciales: diluye 100gr de cera virgen en 500cl de aceite de oliva y añade unas gotitas de aceite esencial de espliego y árbol del té para la crema de pies, o de rosas para las manos. Es muy fácil.


Cómo hacer pasta de dientes casera:


Hay numerosas recetas, una sencilla y ecológica consiste en hacer una infusión bien concentrada de la hierba o hierbas que nos gusten, colarla y añadirle poco a poco arcilla blanca micronixada hasta que se embeba (si no removemos quedará con mejor textura) y adquiera la consistencia deseada. Un frasco de cristal nos permite cerrarla y que no se seque. Los de boca ancha (tipo paté, por ejemplo) resultan más cómodos. Podemos añadir media cucharadita de sal, que aporta efecto blanqueador y bactericida, pero sin abusar, ya que sería agresivo para el esmalte (algunas recetas recomiendan usar bicarbonato, usar en menor proporción por ser más abrasivo). La sal podemos mezclarla con la arcilla o disolverla en la infusión. Hierbas como la menta, hierbabuena... aportan efecto refrescante

Compresas, tampones y pañales:

Existen compresas y tampones que no han sido blanqueados con cloro y hechos a partir de papel reciclado, si bien, la solución más ecológica e higiénica es usar una copa menstrual o "mooncup".


Sugiere el uso de pañales de tela en guarderías, maternidades, geriátricos... Algunas administraciones se han dado cuenta de que es más barato apoyar el uso de reutilizables que gestionar toneladas de residuos. En Donostia, los pañales de tela se están promocionando en una guardería municipal, y en San Cugat del Vallés (Barcelona) hay una prueba piloto con 50 familias de recogida a domicilio y limpieza de pañales de tela. Hay bastantes ejemplos más en Europa.
• Fuente principal y más info sobre pañales, compresas, tampones y absorbentes para incontinencia:
Opcions nº 18 (opcions.org/pdf/op18cast.pdf).


FUENTES DE INFORMACIÓN:
Texto extraido de "Consume menos para vivir mejor" dfe Toni Lodeiro ( http://www.nodo50.org/consumirmenosvivirmejor/?page_id=43 )
Info sobre certificaciones tomada de:holistika.es/autores/montse_escutia.asp




lunes, 2 de abril de 2012

ESTRENO BLOG DE RECETAS MACROBIÓTICAS Y VEGANAS



Dedico este blog a mis ancestros femeninos...

Dedico este blog a mis ancestros femeninos...


A mi madre, a mi abuela materna que a sus 90 años aún sigue cocinando con amor y humor (y conduciendo su coche...) y a su madre, mi bisabuela, que vivió hasta los 102 años.
http://cocinamacrobioticamediterranea.blogspot.com.es/