martes, 28 de agosto de 2012

5 TIPOS DE AYUNO


 

1- AYUNO CON FRUTAS FRESCAS, VERDURAS CRUDAS O AYUNO CON LÍQUIDOS

Para personas que están emprendiendo una transición a alimentos vegetarianos integrales partiendo de una dieta abundante en productos de origen animal y que no tienen señales de enfriamiento o de deficiencia pueden intentar un ayuno a base de ensaladas frescas o fruta fresca como zanahorias, col, manzanas, etc. Los tés, el agua o los jugos de vegetales se pueden tomar de acuerdo a su sed. Las personas con desarrollo excesivo de cándida deben evitar la fruta y los jugos de fruta.
Nota: la mayoría de las frutas y de las verduras no se combinan bien en la misma comida con excepción del apio y la lechuga, las cuales se pueden comer con fruta.

Para las personas robustas con señales de excesos, prueben uno o más de los siguientes ayunos:
a). Jugos de fruta, jugos de verdura y/o bebida de verde de cebada o de trigo hechas con el verde pulverizado seco o con el jugo del verde recién extraído. Los jugos de verduras incluyen zanahoria, remolacha, apio, col, perejil y otras verduras verdes. El jugo de zanahoria es uno de los más seguros para usarse. Cantidades más pequeñas del jugo de otras verduras se mezclan con el jugo de zanahoria para variar un poco y para obtener beneficio de sus propiedades específicas. Las propiedades purificadoras y curativas de la fruta, la verdura y los jugos de verde de cereal en un ayuno actúan con más rapidez que el agua sola.
b). Fórmulas herbolarias de té como:
b1. Dos porciones de raíz de bardana y una porción de flores de trébol rojo (para sangre impura, enfermedades de la piel, artritis y exceso de peso).
b2. Dos porciones de raíz de diente de león, 1 porción de semillas de hinojo, 1 porción de linaza, 1 porción de fenogreco, y 1/2 parte de raíz de regaliz (para moco excesivo, pulmones débiles, inflamaciones gastro-intestinales, excesos en el hígado, para cuando se experimenta hambre los primeros días de ayuno y para una purificación más rápida).
b3. Agua pura o agua con gotas de limón.

El consumo ideal de líquido durante el ayuno está en un mínimo de 6-8 vasos, aunque se puede tomar más si se tiene sed. El agua y los jugos deben estar a temperatura ambiente, no fríos. Los jugos se pueden diluir en proporción a la mitad en agua.

2- AYUNO CON VERDURAS AL VAPOR
Si estás acostumbrad@ a comer demasiado, si has consumido en exceso dulces, frutos secos, legumbres, cereales, lácteos o huevos y tu condición tiende a ser un poco fría y deficiente, entonces considera ayunar con verduras ligeramente cocidas al vapor. Come como máximo tres verduras diferentes a la vez, aunque es preferible comer solo una o dos. Bebe a tu sed agua o tés de hierbas.


3- AYUNO DE GRANO INTEGRAL
La persona que desea mejorar su enfoque mental, y si su constitución varía entre medianamente equilibrada a levemente deficiente y delgada o friolenta, normalmente se beneficiará de un ayuno de al menos de tres días a base de grano integral. Mastica cada bocado unas 30 a 50 veces. El arroz y otros granos integrales pueden utilizarse, El mijo se recomienda por su naturaleza alcalina y desintoxicante. Bebe agua o una bebida hecha de grano entre las comidas si tienes sed entre las comidas.
El ayuno de arroz y judías mungo practicado tradicionalmente por yoguis se describe como "alimento de los dioses" debido a que tiene un efecto que equilibra cada aspecto del cuerpo y de la mente. Las judías mungo son más valiosas que otras leguminosas debido a su propiedad de sacar toxinas del cuerpo. Al cocinarlas con una pequeña cantidad de algas marinas realza sus propiedades desintoxicantes. El efecto enfriante de las judias mungo se puede reducir añadiendo al guiso una pequeña cantidad de especias como pimienta negra, hinojo, comino y/o jengibre seco en polvo.


4- AYUNO CON MICROALGAS
Éste es un ayuno para personas con desequilibrios de azúcar en la sangre, con antojos de azúcar y para quienes les resulta difícil ayunar. Las microalgas (espirulina, chlorella...) se combinan amenudo con un jugo de verduras o frutas, té de hierbas u otro ayuno con líquidos. Cuando las microalgas se consumen en un ayuno junto a grano cocido o verduras, la combinación suele ser más segura para personas débiles o delgadas. Es también ideal para gente que se mantiene muy ocupada mientras ayuna.  Raramente se experimenta hambre u otra dificultad.



5- AYUNO ABSOLUTO
La carga de oxígeno para este ayuno que consiste solo de aire es mejor para personas que tienen excesos de humedad anormal con retención de agua, desarrollo excesivo de cándida, sobrepeso, abundancia de moco o lentitud. El ayuno absoluto no es apropiado para la persona delgada o con condición de sobrecalentamiento. Sin una preparación y una atenta supervisión no es seguro para la matoría de la gente, extender este ayuno más allá de un día y medio.

Fuente: "Sanando con alimentos integrales" de Paul Pitchford.

domingo, 5 de agosto de 2012

SUPERMERCATS, NO GRÀCIES



Les tres empreses líders de la distribució comercial d'alimentació a l'Estat espanyol (Carrefour, Mercadona i Eroski) controlen el 40% del menjar que arriba a les nostres llars. Dos d'elles també comercialitzen altres productes com roba o electrònica.
Les grans cadenes de distribució s'estan convertint en l'única via d'accés al consum i això té repercusions sobre la producció i les persones que hi intervenen i sobre la nostra capacitat de decidir com a consumidores i consumidors.
visita supermercatsnogracies.wordpress.com

viernes, 3 de agosto de 2012

EL ARTE DE LA COCINA JUSTA (Escrito de Lima Ohsawa)

Lima Ohsawa y Shizuko Yamamoto


Seguir la vía de la naturaleza

Los métodos modernos de cultura, de fabricación, de preservación y de distribución de los alimentos han reducido nuestra conciencia acerca de la importancia del consumo de alimentos de temporada y nuestros lazos con la tierra y el agua de nuestro entorno. Refinar un alimento significa quitarle sus elementos nutritivos esenciales: para reacondicionarlo, se le añaden productos químicos para preservar su vida (pero no necesariamente la nuestro), se rellena de colorantes para hacerlo atractivo a la vista. Podemos servir tomates y pepinos para las reuniones sociales o en las fiestas a pesar del hecho de que son alimentos de verano propios de los climas templados ya que han sido traídos de América, o sea han crecido con medios artificiales.
Jamás dejo de asombrarme delante de las numerosas personas que practican "la vuelta a la naturaleza" yendo de excursión a montañas y bosques,  y que llevan  en sus bolsas de pic-nic sólo verduras y carnes congeladas y caramelos de chocolate. Para preservar la salud y la felicidad, y para vivir en armonía verdadera con el entorno natural hay que evitar los alimentos industrializados, los productos a base de harina refinada y el azúcar refinado. Estos alimentos desnaturalizados fuerzan y agotan los recursos del cuerpo en su esfuerzo para mantener un equilibrio alcalino en la sangre y ajustarlo a nuestras necesidades reales. Por regla general, absteneos de yin y yang extremos: azúcar refinado, productos químicos artificiales y medicinas de un lado, y carne del otro lado. Es verdad que tomados juntos se equilibran, pero esto no es ni ideal ni sano. Si estáis  apegados a estos alimentos, dejad el café que únicamente actúa como estimulante y no tiene ningún valor nutritivo y evitad los tés comerciales que contienen colorantes químicos que pueden ser cancerígenos. Si viviérais en la ciudad o en el campo, estaríais asombrados de la rapidez y espontaneidad con que vuestro espíritu y vuestro cuerpo se recuperarían siguiendo los ciclos de la naturaleza simplemente alimentándole con alimentos regionales, completos, escogidos y preparados macrobióticamente.

Nuestro cuerpo y cada una de nuestras células cambian en cada temporada, cada día y hasta en cada momento. Nuestras necesidades nutritivas cambian con él. Variad vuestra alimentación en cada comida según vuestras necesidades. No seas rígidos en vuestro modos cocinar y comer; complaceos en la vida y sed creativos. Sed libres para ser vosotros mismos en armonía con la justicia de la naturaleza.


Escrito de Lima Ohsawa publicado por Alexis Lévy en Facebook.
Traducido por Agnès Pérez