domingo, 15 de septiembre de 2013

¿CÓMO CURA LA MACROBIÓTICA? SÍNTOMAS DE DESCARGA Y LIBERACIÓN DE MEMORIAS DURANTE EL PROCESO DE REAJUSTE


 

Al pasar de una alimentación que se compone de extremos yin y yang, productos refinados, congelados, etc, a consumir alimentos más centrados y en estado puro, nos puede suceder que sintamos deseos repentinos de volver a comer esos alimentos “antiguos”, o que de repente nos den altibajos incomprensibles que puedan estar relacionados con la eliminación de toxinas físicas, mentales o emocionales de estos alimentos extremos.

Es interesante saber distinguir entre los síntomas derivados de la eliminación de alimentos antiguos y los síntomas provocados por alguna otra causa o deficiencia. Si bien una dieta macrobiótica variada abordada desde una actitud flexible y abierta no provoca carencias de nutrientes, más bien al contrario, ayuda a restablecer la salud y el equilibrio del organismo, si dudas, lo mejor es hacerte un análisis de sangre para chequear que todo va bien.

Según Michio Kushi, cuando una persona está limpiándose se pueden dar los siguientes síntomas (uno o varios):

- cansancio
- dolores y achaques
- fiebre, escalofríos y tos (se pueden paliar con algún remedio macrobiótico casero)
- transpiración anormal y micciones más frecuentes
- problemas de piel y mal olor corporal
- diarrea o estreñimiento
- disminución del deseo sexual
- cese temporal de la menstruación
- ánimo irritable
- insomnio, caída de cabello, sensación de frío, acaloradas...
En el momento en que una persona se inicia en la macrobiótica quizás esté padeciendo alguna/s enfermedad/es física/s o mental/es. A medida que vaya comiendo bien empezará a restablecerse, pero antes de que sus enfermedades desaparezcan completamente, se producirán diversas reacciones. En algunos casos pueden detenerse los movimientos peristálticos durante varios días porque los intestinos, que se hallaban dilatados, están recuperando sus dimensiones; puede aparecer diarrea porque el bolo intestinal estaba estancado y empieza a limpiarse; hay quienes sentirán dolores de cabeza, lo cual se debe a que los nervios expandidos se contraen para volver a las condiciones normales; otras veces da la impresión de que van a caer los dientes, porque las encías hinchadas se retraen; también puede suceder que la menstruación desaparezca por un tiempo, lo cual es indicio de que algo se está curando en el aparato reproductor. En resumen, pueden surgir diversos tipos de reacciones, tantas más cuanto más enfermo se esté. Si una persona no tiene demasiadas dolencias se presentarán pocas anomalías, o bien las que se presenten tendrán un carácter más suave. Poco a poco, una tras otra se irán curando las enfermedades.

Por otra parte, si se ha estado consumiendo medicamentos, tales como pastillas para dormir o tranquilizantes, y se empieza a comer bien, el cuerpo comenzará a expulsarlos; y mientras esos fármacos se estén eliminando es probable que se tengan sueños durante la noche. Si se tienen pesadillas nocturnas es debido a los alimentos de origen animal. Pero si se deja de tomar carne, huevos y queso y se come macrobióticamente, las pesadillas después de un periodo de una o dos emanas de eliminación activa desaparecerán repentinamente.

Durante el proceso de curación vamos volviendo físicamente y mentalmente hacia el pasado. Supongamos que tienes ahora 30 años; has estado comiendo macrobióticamente durante seis meses o un año y te sientes san@ y feliz. Pero repentinamente empieza a dolerte el pecho. Incluso aparece algo de tos y unas décimas de fiebre. Es poca cosa, no necesitas guardar cama, pero te preguntas: “¿Qué ocurre? Creo que estoy comiendo bien… ¿O me estaré equivocando?” Pero no, no te estás equivocando. Lo que sucede es que a la edad de 20 años padeciste una pulmonía y es esa pulmonía lo que se está curando ahora. Porque cuando los síntomas desaparecen creemos siempre que la enfermedad también desaparece; sin embargo, todavía está ahí. De modo que lo que te está ocurriendo  ahora es que la enfermedad reaparece para que acabes de curarla.

Al mismo tiempo, empiezas a pensar muy a menudo en aquel novio o novia que tenías a los 20 años y en l@s much@s amig@s que contabas en esa época. A medida que tu cuerpo rejuvenece y deja salir las memorias antiguas, tu mente también rejuvenece.

Continuas entonces con la macrobiótica y un año o dos más tarde sientes de pronto algo extraño en los riñones, un dolor que te dura una semana o incluso 10 días. ¿Qué sucede? Que alrededor de los 10 años padeciste una infección renal y ahoraestá acabando de curarse completamente. Simultáneamente, empiezas a recordar ese periodo de tu vida, l@s compañer@s de escuela, l@s maestr@s que tuviste a los 10 años, cómo era entonces tu hogar, tus hermanos, tus hermanas.

Y cuanto más tiempo transcurre en este camino, más se retrocede en las memorias, hasta que finalmente se llega al nacimiento y al periodo embrionario. Cuando se llega a ese punto, el estado que se había adquirido a lo largo de la vida ha sufrido una transformación completa, se ha purificado de tal modo que un@ se ha convertido en una persona nueva.

Este periodo de curación progresiva dura generalmente 7 años en la mujer, 8-9 en el hombre o incluso más en personas muy enfermas, siguiendo la dieta macrobiótica estándar a base de alimentos integrales y ecológicos, sin ningún tipo de alimento extremo, ni procesado.
 
Bibliografía consultada: Conferencia de Michio Kushi en Barcelona, 1977

 

sábado, 14 de septiembre de 2013

MOCHI: BENEFICIOS Y ELABORACIÓN



¿Qué es el mochi?

El mochi es un pastelito hecho con arroz dulce o glutinoso. El arroz dulce se cuece y luego se machaca en un cuenco o en la misma olla con una maza grande hasta que quede deshecho. Tradicionalmente, las mujeres se levantaban al alba para elaborarlo y colocaban la olla entre sus piernas para infundir al arroz la energía de su hara. Una vez machacado, la pasta de arroz se extiende sobre una bandeja y se deja secar al sol. Luego se corta en cuadrados y se guarda.
 
La medicina japonesa popular y tradicional atribuye al mochi a la capacidad de calentar el cuerpo y de aumentar su energía. El sabor dulce del mochi alimenta el páncreas, el bazo, y el estómago. Refuerza fícamente y fácil de elaborar, el mochi es un alimento excelente para personas que están en una condición debilitada.
Los agricultores japoneses y los trabajadores en general toman mochi durante los meses más fríos debido a sus propiedades para aumentar la resistencia física. Recordemos que el clima de Japón y el de España son similares.

Se recomienda el mochi para problemas de salud como la anemia, desequilibrios en el nivel de azúcar e intestinos débiles. Es muy beneficioso para mujeres embarazadas, tomarlo justo después del parto y durante la lactancia porque esto refuerza tanto a la madre como al bebé y favorece un suministro abundante de leche. El mochi también se elabora con artemisa, que es una hierba particularmente alta en el calcio, en hierro y se da tradicionalmente a mujeres después del parto, a personas que quieren aumentar de peso o que tienen anemia.

Aquí tenéis un precioso video de Claire Johnson en el que se ve claramente cómo hacer mochi de manera artesanal.


domingo, 8 de septiembre de 2013

TÉ DE AZUKIS


 

Las judías azuki son pequeñas, rojas y brillantes. Más yang que otras judías. Son originarias del Japón y de Oriente, pero ahora se cultivan en EEUU y en Europa. Para cocinar cualquier azuki está bien, pero para usarlas como remedio medicinal, las cultivadas en Japón son más fuertes.

El té de azuki es bueno para regular las funciones renales y urinarias. Ayuda a producir movimientos intestinales suavemente.

Los problemas renales, a menudo son causados por un consumo excesivo de productos lácteos. En este caso, es mejor usar alga kombu que sal marina para cocinarlas.

Si se añade una pizca de sal, esto se debe de hacer al final de la cocción. Si no se añade ningún aderezo, puede que te sientas un poco débil después de tomarlas varios días.

Para contrarrestar el consumo reciente de proteína animal pesada, toma una tacita de este té durante 3 ó 4 días.

Si estás estreñido/a, reduce el consumo de té de azukis.

Para ayudar a descargar condiciones más pesadas, tómalo diariamente o día sí, día no, o cada tres días durante 3 semanas, dependiendo de tu condición.

 

PREPARACIÓN 1:

-          Colar el caldo resultante de la cocción de judías azuki con kombu y beber caliente.

PREPARACIÓN 2:

1-      Pon una taza de azukis en una olla con un trozo de 3cm de alga kombu (remojada y cortada finamente).

2-      Añade 4 tazas de agua y llévalas a hervor.

3-      Baja el fuego, tapa la olla y hierve durante media hora.

4-      Quita las judías y bebe el caldo caliente.

VARIACIONES:

-          Para ayudar a descargar piedras en los riñones, añade media taza de daikon fresco rallado al final de la cocción, después de que hayas colado el caldo. Bebe el líquido y come el daikon.

-          Para eliminar mucosidades en los riñones o en las vías urinarias, añade media taza de raíz de lotus fresco rallado y prepáralo como en la variación anterior. La raíz de loto ayuda a eliminar cualquier estancamiento incluIdas las mucosidades creadas por los lácteos, azúcar o grasas.

-          Si vas a tomar esta bebida durante varios días seguidos, se ha de yinizar añadiendo un poquito de melaza de arroz o de cebada.

lunes, 2 de septiembre de 2013

CURSO DE PROFUNDIZACIÓN EN LA MACROBIÓTICA

 
Curso de profundización en CA L'AGNÈS (Cubelles) dirigido a personas interesadas en adaptar su alimentación a sus necesidades personales y a dedicarse un tiempo para modificar su manera de comer empezando a emplear alimentos sin procesar y de la estación. El curso, que se desarrollará durante un día al mes (en fin de semana) durante 6 meses, tiene como objetivo principal aportar conocimientos suficientes para aplicar la macrobiótica a nivel personal y familiar trabajando la observación de acuerdo a los fundamentos de la medicina oriental. Incluye seguimiento on-line durante los 6 meses además de las clases presenciales para ayudarte durante tu proceso de cambio a través de la macrobiótica.
 
 
El curso completo consta de:
 
1- MONOGRÁFICO DE INTRODUCIÓN A LA MACROBIÓTICA

Conocimientos teóricos:
  1. El equilibrio de nutrientes en la dieta macrobiótica
  2. Alimentos de transición
  3. Cómo planificar equilibradamente nuestros menús
  4. Clasificación energética de los alimentos (yin/yang)

Prácticas de cocina:

  1. Elaboración de un menú equilibrado con sopa, cereal integral, proteína, verduras, algas, condimentos y semillas y postre.
  2. La creatividad en la cocina.

2.      5 MONOGRÁFICOS IMPARTIDOS UN DÍA AL MES, DEDICADOS A CADA ELEMENTO (TIERRA, METAL, AGUA, MADERA Y FUEGO) EN LOS CUALES VEREMOS:
Conocimientos teóricos:
1.      Cualidades del elemento-estación.  
2.      Órganos  y desajustes más comunes relacionados con el elemento .
3.      ¿Qué desequilibra el elemento (tierra, metal, agua, madera y fuego)?
4.      Tratamiento macrobiótico de los desequilibrios con estilo de vida y remedios medicinales caseros.


Prácticas de cocina:

1.      Elaboración de un menú equilibrado con varios platos medicinales adaptado al fin verano.
2.      Un tema práctico diferente relacionado con la cocina en cada monográfico..

 
-          ESTÁ INCLUÍDA LA COMIDA DEL MEDIO-DÍA Y UN DOSSIER CON EL TEMA ESPECÍFICO A QUE TRATAREMOS. SI ESTÁS INTERESAD@, TE PUEDO MANDAR EL PROGRAMA DETALLADO CON LAS FECHAS.
 
DURACIÓN DEL CURSO: de 10h a 17h, un día al mes (preferentemente domingo) de Octubre a Marzo.
PRECIO DEL CURSO COMPLETO: 360 euros. Inscripciones antes del 1 de Octubre: 300 euros.
PRECIO MONOGRÁFICO SUELTO: 70 euros.
Enseñanza en grupo pequeño. Plazas limitadas.
La admisión en el curso será por orden de inscripción.
+info: agnesmacrobiotica@gmail.com
           615 99 25 04

SOY EL SOL (Escrito inédito de George Ohsawa)



Soy el sol.

Mientras exista la luz del sol, el agua, el aire, el hombre medita, actúa, establece civilizaciones y crea las artes, las religiones, las ciencias y una vida entretenida. El que produce cosas malas, guerras, enfermedades, preocupaciones y crímenes, es el que ha olvidado las maravillas de la luz del sol, del agua y del aire y que las ha absorbido demasiado. Es aquel que toda su vida ha buscado la luz del sol helada: diamante y rubís, que ha coleccionado el agua helada: cristal y mármol; el que ha comido demasiado o ha equivocado las proporciones del aire petrificado: carbono y sus componentes, hidratos de carbono, proteínas, grasa.

El hombre puede vivir en felicidad, mientras exista el sol, el agua y el aire.

Si no lo creéis, preguntad a los gorriones en los matorrales, a los cuervos en el bosque, a los conejos en la montaña.
¿Acaso no viven alegremente las pulgas, los piojos y las orugas?
No cultivan arrozales ni cultivan verduras con abonos químicos, ni fruta sin pepitas, ni tampoco gastan dinero en los huertos ni matan animales con insecticidas. Y con mayor razón tampoco se convierten en asalariados prisioneros del dinero.
Las aves, así como las bestias salvajes, las pulgas y los parásitos intestinales, los microbios de la tuberculosis, todos se divierten alegremente.
¡Son todos hijos del sol, del agua y del viento!
Por el hombre es el único que tiene las enfermedades, las guerras, el contrabando, los agresores, los dictadores, los asesinos, los terremotos, los incendios, el trueno.
Además , fabrica bombas nucleares para destruirse a sí mismo. También fabrica medicamentos, construye hospitales, forma iglesias y enseña a los bonzos a torturar en el momento mismo de la muerte y también las ceremonias después de la muerte.
El hombre es el fantasma de las hojas, de los granos y de las raíces de los vegetales.
Sois el fantasma de la bardana, de la zanahoria y de las raíces de los vegetales.
¡Mi querido hombre!
¡Vuestro amor, vuestro bien amado es el fantasma de los vegetales!
¡Vuestro marido, vuestra mujer, vuestro hijo tan amados son las visiones que producen la luz del sol, al agua, el aire.

Soy el sol.
Soy el agua.
Soy el aire.
Todas las materias y las energías  vienen del sol.
Vivo.
¡Es porque como la energía del sol!
El sol, el agua, el aire solo forman parte de un astro, la Tierra. Esa tierra es la hermana más joven del Sol.
El arroz, el mijo, el sarraceno, el trigo, la cebada, así como los rábanos, la bardana, la zanahoria, la espinaca, el berro, todas las hierbas, todos los granos, todas las raíces, ¿acaso no son los fantasmas del suelo, el sol, el agua?

­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­Los vegetales se matan para convertirse en hombre, ave, animal.
La tierra se mata para convertirse en vegetales.
La luz del sol se mata para engendrar los vegetales, los hombres, los animales y para criarlos para hacerles actuar y meditar.
¿Qué es lo que el hombre crea con su vida?
¿En qué se convierte finalmente?
¿El dinero? (es avaro)
¿La reputación? (¿Un asesino que ha matado un millón de soldados? ¿el inventor de la muerte que inventó la dinamita? ¿El educador que ha producido un millón de esclavos?).
¿La mujer? (entonces eres cómplice de la mujer que ha arruinado la familia y el país).
¿El poder? (es la violencia. Los orgullosos sólo viven un pequeño instante. Los violentos se arruinan sin trabajar).
¿Y todo lo expuesto no es lo que cualquier animal ni siquiera mira?
Lo que el hombre crea en su vida,
Es la Libertad Infinita,
Es la felicidad y el Amor Eterno,
Es la Justicia Absoluta,
La Justicia absoluta es el espíritu del Sol,
La Libertad infinita es otra denominación del aire,
La Felicidad y el Amor eternos son la metamorfosis del agua,
La orquesta de esa Libertad, de esa Felicidad, de ese Amor y de esa Justicia, es la Salud.
Y el clavero del piano que compone esa salud, es la hoja, los granos, las raíces de las 7 hierbas de los campos, las 7 algas del mar y del rio y de todos los vegetales.
En una octava hay solo 7 tonos, pero muchas octavas pueden producir todas las melodías.
Desde la sinfonía de la alegría, hasta la marcha fúnebre.
De la marcha a la serenata, la melodía loca…
Hay 7 hierbas de campo en primavera.
Y también allí están en otoño, e invierno.
Elegid, recogedlas y tocad las melodías de vuestra vida.
La melodía de la alegría, de la tristeza, de la cólera y del placer, del sufrimiento y de la gratitud, de la desesperación y de la creación grandiosa.
He aquí el método para esas composiciones.

LA MACROBIÓTICA.


Escrito por George Ohsawa. Publicado en 1984 en la revista “Vida Macrobiótica”.