viernes, 31 de octubre de 2014

VEGANISMO Y VITAMINA B12



Recomendaciones
El consumo muy bajo de vitamina B-12 puede causar anemia y daño al sistema nervioso.
Las únicas fuentes fiables de vitamina B-12 son las comidas fortificadas con esta vitamina (lo cual incluye leche vegetal, algunos productos de soja y algunos cereales típicos de desayuno) y los suplementos de vitamina B-12. La vitamina B-12, ya sea en pastillas, en comidas fortificadas o en productos de origen animal es producida por microorganismos.
La mayoría de los veganos consumen bastante vitamina B-12 para evitar anemia y daño al sistema nervioso, pero algunos no consumen la cantidad suficiente para minimizar un riesgo potencial de enfermedades cardiovasculares o de complicaciones durante el parto.

Historia
La vitamina B-12 es una vitamina excepcional. Se necesita en cantidades menores que de cualquier otra vitamina conocida. Diez microgramos de B-12 al día satisfacen las necesidades del organismo. En ausencia de un suplemento de B-12, los síntomas de una deficiencia pueden aparecer al cabo de cinco años o más en los adultos, aunque algunas personas empiecen a tener problemas al año. Muy pocas personas pueden evitar los síntomas clínicos de deficiencia al cabo de veinte años o más. La B-12 es la única vitamina que no está en los alimentos integrales, ni en una dieta basada en plantas con bastantes frutas y legumbres, ni se consigue con exposición al sol. Muchos mamíferos herbívoros, entre ellos el ganado y ovejas, absorben B-12 producida por bacterias en su propio sistema digestivo. La B-12 puede estar en el suelo y en las plantas. Gracias a estas observaciones, algunos veganos han sugerido que el asunto de Vitamina B-12 no necesita mucha atención, o han supuesto que es un chiste. Otros han propuesto comidas específicas, incluyendo espirulina y nori (algas), tempeh, y la hierba de cebada como fuentes vegetales de B-12. Estas afirmaciones no son creíbles a lo largo del tiempo, no se sostienen.

Durante más que 60 años de experimentación vegana, solamente comidas fortificadas con vitamina B-12 y suplementos de B-12 han probado ser fuentes fiables de B-12, capaces de conseguir una óptima salud. Es muy importante que todos los veganos se aseguren que toman cantidades adecuadas de B-12, de comidas fortificadas o suplementos. Esto beneficiará a la salud y ayudará a atraer a otras personas al veganismo a través de nuestro ejemplo.

¿Cómo Obtener una Cantidad Adecuada de B-12?
Las recomendaciones nacionales de B-12 varían de país a país. La recomendación de los Estados Unidos es 2,4 mcg por día para adultos normales y 2,8 mcg diarios por lactancia materna. La alemana es de 3 mcg por día. Las cantidades recomendadas son sugeridas debido a que el 50 % es absorbido, cuando se toma en comidas en pocas cantidades. Para alcanzar estas recomendaciones de los Estados Unidos y Alemania, se debe ingerir bastante B-12 para absorber 1.5 mcg por día como promedio. Esta cantidad puede ser suficiente para evitar hasta las indicaciones iniciales de deficiencia de B-12, como por ejemplo un nivel un poco elevado de homocisteina y MMA (ácido metilmalónico) en la mayoría de la gente. Incluso un nivel un poco elevado de homocisteina indica un mayor riesgo en muchos problemas de salud, incluyendo enfermedades cardiovasculares en adultos, preeclampsia durante el embarazo y defectos de los tubos neuronales de los bebés.
Obtener una cantidad adecuada de B-12 es fácil y hay muchos métodos para satisfacer las preferencias individuales. Los niveles de absorción oscilan entre 50 %, si solamente 1 mcg o menos es consumido, hasta 0,5% por dosis de 1000mcg (1mg) o más. Cuanto menos frecuentemente se consume B-12, más alta el la dosis que se necesita para alcanzar la cantidad absorbida deseable.
El uso frecuente de comidas enriquecidas con B-12 con alrededor de 1 mcg de B-12 consumidas tres veces al día dejando algunas horas entre cada toma conseguirá la cantidad adecuada. La disponibilidad de comidas fortificadas puede variar de país a país y las cantidades de B-12 pueden variar de marca a marca, así es que es necesario leer las etiquetas para saber las cantidades y así calcular lo necesario dentro de la dieta individual y según los productos locales.
Consumir un suplemento de B-12 que contenga 10 mcg o más diario equivale a una cantidad similar al consumo de un mcg tres veces al día. Es posible que esta opción sea la más económica porque un comprimido con altas dosis puede ser consumido poco a poco. 2000 mcg de B-12 consumidos una vez por semana también puede conseguir una cantidad adecuada. Cualquier suplemento de B-12 debe ser masticado o disuelto debajo de la lengua para mejorar la absorción. Los comprimidos deben ser guardados en un recipiente opaco. Como ocurre con cualquier suplemento, no debe consumirse más de lo sugerido para obtener el beneficio máximo, por lo que debe evitarse tomar más de 5000 mcg a la semana, aunque no haya evidencia de toxicidad por consumir niveles tan altos.
Cada una de estas tres opciones mencionadas arriba debe satisfacer las necesidades de la mayoría de la gente con un metabolismo normal de B-12. Los individuos que tienen absorción reducida de B-12 tal vez descubran que el tercer método, de 2000 mcg una vez a la semana, funcione mejor porque no depende del factor normal intrínseco del estómago. Hay también defectos metabólicos muy raros que requieren métodos muy distintos para obtener las cantidades adecuadas. Si se sospecha que hay un problema serio de la salud, se debe consultar rápidamente con el médico.
Síntomas de una Deficiencia de B-12
Una deficiencia puede causar anemia o daño al sistema nervioso. La mayoría de los veganos consumen bastante B-12 para evitar una insuficiencia clínica. Dos subgrupos de veganos tienen un alto riesgo de una deficiencia de B-12: los veganos de mucho tiempo que evitan comidas fortificadas (como por ejemplo los crudívoros o macrobióticos) y también los bebes que se amamantan de madres que ingieren niveles bajos de B-12.
En los adultos, los síntomas típicos de la deficiencia incluyen la pérdida de energía, sensación de cosquilleo o adormecimiento, sensibilidad reducida al dolor o a la presión, visión borrosa, una marcha anormal, la lengua dolorida, mala memoria, confusión, alucinaciones y cambios en la personalidad. Muchas veces, estos síntomas se desarrollan gradualmente durante meses o incluso un año antes de ser descubierto su origen en una deficiencia de B-12, y normalmente, estos síntomas son reversibles cuando se administran B-12. Pero no hay una lista enteramente consistente y fiable de síntomas y hay casos de daño permanente en adultos como resultado de una deficiencia de B-12. Si se sospecha un problema, obtenga una diagnosis experta de un profesional médico porque cada uno de estos síntomas también puede ser causado por otros problemas distintos de una deficiencia de B-12.
Los bebés normalmente demuestran los síntomas más rápido que los adultos. La deficiencia de B-12 puede causar una pérdida de energía y apetito y una incapacidad de desarrollarse. Si no son corregidos pronto, puede progresar hasta un coma o la muerte. También, no hay una pauta consistente de los síntomas. Los bebes son más vulnerables al daño permanente que los adultos. Algunos de ellos se recuperan completamente, pero otros muestran un desarrollo retrasado.
Sólo el riesgo de estos grupos es una razón suficiente para rogar que todos los veganos tengan una información detallada y seria de la importancia de B-12 y a ser un buen ejemplo. Cada caso de deficiencia de B-12 en un bebe vegano o un adulto mal informado es una tragedia y perjudica que desacredita al veganismo.

La Relación con la Homocisteina
Pero esto no es todo. Muchos veganos demuestran adecuados niveles de B-12 para evitar deficiencias, pero sin embargo, demuestran una menor actividad de las enzimas asociadas con la B-12, lo que causa niveles elevados de homocisteina. Hay una fuerte evidencia durante la última década que demuestra que niveles muy poco elevados de homocisteina pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas, derrame y complicaciones durante el embarazo. Los niveles de homocisteina también afectados por otros nutrientes, fundamentalmente el folato. Las recomendaciones generales de un mayor consumo de folatos van encaminadas a reducir los niveles de homocisteina y evitar estos riesgos. El consumo vegano de folatos por lo general es bueno, especialmente si se consume bastante vegetales de hoja verdes. Sin embargo, las repetidas observaciones de un nivel elevado de homocisteina en veganos, y en menor medida en otros tipos de vegetarianos, concluyen que el consumo de B-12, también debe ser adecuado también para evitar riesgos innecesarios.

La Prueba del Nivel de B-12
La prueba que mide el nivel de B-12 en sangre no es muy fiable para los veganos, especialmente para los que consumen diversos tipos de algas. Las algas y otras comidas vegetales contienen análogos de B-12 (B-12 falso) que pueden imitar la verdadera vitamina B-12 en las pruebas de sangre y que pueden incluso interferir con el metabolismo de la B-12. Las pruebas del recuento globular tampoco no son fiables porque el consumo alto de folatos esconde los síntomas de anemias por la falta de la B-12 que pueden ser detectados a través de estas pruebas. La prueba de la homocisteina en sangre sería más fiable, siendo deseable de niveles menores de 10 mmol/L. La prueba más específica del estado de B-12 es una prueba del ácido metalmalónico (MMA). Si esté en el nivel normal de la sangre, (< 370 nmol/L) o de la orina (menos que 4 mg/mg creatina) el organismo tiene suficiente B-12. Muchos médicos todavía utilizan pruebas de sangre y el recuento globular, las cuales no son adecuadas, especialmente para los veganos.

¿Hay Alternativa a las Comidas Enriquecidas en B-12 o a los Suplementos?
Si por cualquiera razón se escoge no utilizar comidas fortificadas o los suplementos, debe saber que está llevando a cabo un experimento muy peligroso, uno que muchas personas han probado con resultados muy poco exitosos. Si Usted es un adulto que no está amamantando a un bebé, ni está embarazada ni pretende estar embarazada y desea experimentar con una fuente de B-12 que aún no se ha probado que sea una fuente adecuada de B-12, entonces debe proceder con mucha precaución. Para su propia protección, debe evaluar los niveles de homocisteina cada año. Si el nivel de homocisteina o MMA es ligeramente elevado, se pone en riesgo su propia salud si elige continuar. Si está dándole a mamar a un bebé, está embarazada, pretende estar embarazada o pretende experimentar con un niño, no tome un riego innecesario. Es simplemente injustificable.
Supuestas fuentes de vitamina B-12 que han demostrado ser inadecuadas para veganos en estudios específicos, incluyen bacterias del estómago humano, espirulina y nori seco (algas), hierba de la cebada, y la mayoría de las algas. Muchos estudios en los crudívoros han demostrado que la comida cruda no se ofrece una protección especial.
Informar que la vitamina B-12 ha sido encontrada en una comida determinada no es suficiente para calificar que esa comida como fuente fiable de la B-12. Es difícil distinguirse la vitamina B-12 verdadera de los sucedáneos- de B-12 que puede afectar incluso al metabolismo de la auténtica B-12. Aunque la B-12 verdadera esté presente en una comida, puede ser ineficaz si los análogos de B-12 están presentes en cantidades similares al verdadero B-12. Solamente hay una prueba confiable de las fuentes de B-12: ¿Realmente previene y corrige la deficiencia? Cualquiera persona que proponga una comida determinada como fuente de B-12 debe ser compelida a presentar las pruebas pertinentes.

Una Dieta Natural, Saludable y Compasiva
Para ser realmente saludable, la dieta debe ser buena no sólo para individuos aislados sino también debe permitir la supervivencia de seis mil millones de personas y para lograr una coexistencia sostenible con muchas otras especies que forman "el mundo vivo". Desde esta perspectiva, la mejor opción en la mayoría (posiblemente todos) de los humanos en el mundo moderno es una dieta mayormente vegana. No hay nada natural en el horror de la industria moderna y sus tentativas de reducir los animales vivos con sentimientos a meras maquinas productivas. Al escoger las comidas fortificadas o los suplementos de B-12, los veganos consumen la vitamina B-12 de las mismas fuentes que cualquier otro animal en el planeta -de microorganismos-, sin causar sufrimiento a otro ser sensible ni causar daño al medio ambiente.
Los veganos que usan cantidades adecuadas de comidas enriquecidas o de suplementos de B-12 tienen muchas menos posibilidades de sufrir una deficiencia de B-12 que un típico consumidor de carne. El Instituto de Medicina, al establecer el consumo recomendado de B-12 lo deja muy claro: "como del 10% al 30 % de los adultos mayores tal vez no son capaces de absorber vitamina B-12 se recomienda que las personas mayores de 50 años para conseguir la meta de la dosis dietética recomendada consuman comidas enriquecidas con vitamina B-12 o un suplemento que contenga la B-12". Los veganos deben también seguir este consejo, 50 años antes, para beneficio de ellos y de los animales. La vitamina B-12 no debe causar jamás problemas con los veganos bien informados.

Para conseguir el máximo beneficio de una dieta vegana, los veganos deben seguir una de las siguientes recomendaciones:
  1. Comer comidas enriquecidas dos o tres veces al día para conseguir por lo menos 3 microgramas (mcg o mg) de vitamina B-12 diario ó
  2. Tomar un complemento diario de vitamina B-12 que contiene por lo menos 10 mcg ó
  3. Tomar un complemento cada semana de vitamina B-12 que contiene por lo menos 2000 mcg.
Si solamente se toman comidas enriquecidas, lea con cuidado la etiqueta para asegurarse que consume la cantidad necesaria de B-12. Por ejemplo, si la leche vegetal fortificada contiene 1 mcg por ración, entonces el consumo de esta leche tres veces por día proviene la cantidad suficiente de vitamina B-12. Otras personas tal vez prefieren complementos por razones de conveniencia y económicas.
Cuanto menos frecuentemente se consuma B-12, más B-12 se necesita tomar, porque la B-12 se absorbe mejor en pocas cantidades. Las recomendaciones anteriores ya lo tienen en cuenta. No causa daño tomar cantidades en exceso de las citadas o combinar más de una opción.
Esta página informática fue preparada por Stephen Walsh, un consejero de la Sociedad Vegana del Reino Unido, y otros miembros del Grupo Científico de la Unión Vegetariana (IVU-SCI), en octubre de 2001. Esta información puede ser reproducida libremente, pero solamente entera.


Una buena información apoya y fomenta la salud vegana, ¡compártela!

Para Más Información:
Fuente: http://www.veganhealth.org/articles/vitaminb12

miércoles, 22 de octubre de 2014

PELIGROS DEL TEFLÓN




El teflón es una mezcla de químicos y metales que se utiliza para recubrir las ollas y sartenes de aluminio. Este material que contienen la gran mayoría de los utensilios que se venden hoy día para cocinar es muy peligroso, ya que si no se le cuida bien puede desprenderse, mezclarse con los alimentos y permanecer en el cuerpo.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Consumidor consciente + productor realista = modelo local viable (1)



Son décadas ya de promover el movimiento agroecológico, de consumo responsable o campesino. El discurso y sobre todo los valores que promueve (sostenibilidad, salud, mundo rural vivo, arraigo, alterglobalización, calidad...) se han extendido como la pólvora al resto de la sociedad. Entre la población consumidora urbana consciente, el interés es manifiesto desde hace años y entre la más convencional también es cada vez más evidente. No es casual que cada vez más cadenas de supermercados introduzcan líneas comerciales que enarbolan la proximidad como reclamo. ¡Hasta Carrefour asegura en su publicidad que el 96,68% de sus compras las realiza a empresas locales! Y también desde la instituciones políticas vemos como el discurso va calando.
Por tanto, sin ser inocentes somos conscientes de que las prácticas y los discursos no van a la par y que muchas veces es más un reclamo que una realidad. Del mismo modo no es menospreciable que se dé este fenómeno, del que en cierta medida nos tenemos que felicitar. El reto está sin embargo en ver cómo puede jugar a favor de cambios de modelo más reales. Un primer paso es aclarar algunos elementos.

Aclarando ideas: mensajes a un/a consumidor/a.
Entre las y los consumidores interesados hay cierta confusión y conviene que en algunos aspectos haya claridad respecto a algunas ideas y realidades.
La eterna crisis. Inevitablemente, desde la agricultura se mira la crisis con cierta condescendencia, ya que los datos y sobre todo las realidades de la agricultura llevan siendo de crisis permanente desde hace varias décadas y no han cesado. El año 2012 había abandonado su trabajo un 16% de las y los agricultores que había el año 2000, y un 28% de los que quedaban estaban en el paro (mientras que el paro general era de 25%). La renta agraria real –es decir el poder adquisitivo del campesinado–estaba un 20% por debajo de la del año 1990.
No todas las proximidades son iguales. Es importante diferenciar los tipos de proximidad:
  • geográfica: se puede valorar en términos de región o km.
  • cultural: se refiere al vínculo emocional y cultural con un territorio.
  • comercial: se refiere básicamente al número de intermediarios entre productor y consumidor.
Quizaś los reclamos sobre las dos primeras son los más extendidos (km0, productos de la tierra...) pero la tercera en forma de “venta directa” también se hace hueco. Interesarnos, nos interesan todas.
Lo “local” no siempre es local. Si compro Fuet Tarradellas en un Carrefour de Vic (donde está la sede de Tarradellas) podría decir que es local y de circuito relativamente corto.El cerdo se mata y el fuet se elabora localmente, y entre Tarradellas y Carrefour no hay intermediarios. Sin embargo si la pregunta es si produce los beneficios socio-ambientales de la agricultura de proximidad la respuesta cambia. El modelo ganadero detrás de este fuet es poco local (la soja y el maiz transgénico llega importado desde Argentina y EE.UU. para el pienso, la genética de una multinacional americana...) y la falta de intermediarios no es el resultado de una economía más localizada que ayude a la supervivencia de los pequeños productores y un mundo rural vivo.
¿Los mercados municipales y las tiendas pequeñas tienen productos locales? Si por ejemplo estudiamos las hortalizas en Barcelona vemos que ninguna de las cinco verduras que entran en más cantidad en Mercabarna (un 62% del total de toneladas) viene mayoritariamente de Catalunya y es precisamente Mercabarna donde se abastecen tiendas y mercados. La más abundante es la patata (un 41% del total de toneladas), o quizás deberíamos llamarla la “pomme de terre”, porque cerca de un 60% viene del extranjero, y casi todo (un 95%) de Francia. De hecho, Francia es el principal origen (24%) del conjunto de todas las hortalizas que llegan a Mercabarna. El segundo es la provincia de Barcelona, con un 17%, y el tercero Almería, con un 15%.
¿Podríamos comer sólo local? En el reciente número 55 de la revista Agro-Cultura encontramos un estudio hecho por Pep Tuson. Analiza el consumo alimentario de los hogares y la producción de los diferentes alimentos y muestra que, en total, producimos más de lo que consumimos, pero hay déficits en algunos grupos de alimentos. El autor propone una dieta que considera más saludable y sostenible que la que tenemos –muchas más legumbres, más cereales y hortalizas, mucha menos fruta, carne, pescado, huevos y lácteos–, y calcula que la superficie actualmente cultivada en Cataluña es un 98% de la necesaria para producir todos los grupos de alimentos en la cantidad idónea (según el autor), suponiendo un rendimiento moderado, una pluviometría mediana y que los cultivos de secano no se riegan. Si se regaran, tal y como se hace actualmente en un 31% de la tierra cultivada, tendríamos comida de sobra. Aunque leyéndolo se nos despiertan algunas dudas, lo encontramos muy interesante y muy riguroso.

Autor del artículo: Alvaro Porro de la revista Opciones
Para saber más: número 46 de www.revistaopciones.org
Fotografía de apertura: At the food market: Fruits and Zucchini, Bologna, Italy vía Flickr / Creative Commons